lunes, 19 de abril de 2010

María de la Cerda


Entre los enterramientos de Villafranca hay dos que son particularmente misteriosos y que se "encuentran" en la iglesia de San Francisco. El primero de ellos y del que hablamos hoy es de María de la Cerda.Enterrada en el interior de la iglesia, a lo largo de la historia su cuerpo fue llevado a algún otro lugar del que no se sabe nada y del cual solo nos queda como testimonio el blasón nobiliario de dicha dama a la izquierda (según miramos) del arco románico de entrada al templo.
Doña María de la Cerda, dueña del señorío de Villafranca, era nieta del infante Fernardo de la Cerda, hijo primogénito de Alfonso X.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada